Red Purple Black

¿El autismo se cura?

PDFImprimirE-mail

Cuando hablamos de enfermedades el lenguaje importa, por ello queremos comenzar este articulo alegrándonos que desde el año 2014 la Real Academia Española de la Lengua modificará su definición sobre autismo, que hasta el momento ofrecía en su diccionario  “Persona encerrada en su mundo, conscientemente alejada de la realidad” para que en la actualidad podamos leer “trastorno del desarrollo que afecta a la comunicación y a la interacción social, caracterizado por patrones de comportamiento restringidos, repetitivos y estereotipados” y el autista es “la persona que padece autismo”.

Solucionado esta situación, la cual no es menor ni mucho menos si consideramos que en los últimos años está aumentando significativamente el número de casos de personas diagnosticadas con TEA (Trastorno del Espectro Autista) calculando que uno de cada cien niños nacidos sufre autismo, es decir, 70 millones de personas en el mundo. Unos datos que no son baladí en nuestro país, donde según los últimos datos ofrecidos por fuentes oficiales este trastorno neurológico en España afecta 1 de cada 100 nacimientos.

Pero ¿el autismo se cura?

Hasta principios del año 2013  la idea general entre los profesionales era que no, sin embargo las investigaciones llevadas a cabo son esperanzadoras al certificar que entre un 1 y un 20% de quienes reciben tratamiento muestran importantes mejorías tras la terapia. Hasta ahora se pensaba que esos jóvenes que “abandonaban” el diagnóstico de autismo no era por un cambio real sino porque el diagnóstico de partida estaba mal hecho. Sin embargo diferentes estudios propugnan que sí hay un grupo significativo que “sale del autismo”.

Diferentes terapias para tratar el autismo

Si a tu hijo o hija le han diagnosticado autismo, una intervención temprana es crítica para que pueda beneficiarse al máximo de todas las terapias existentes.

El mejor tratamiento para el autismo debe combinar varias disciplinas y el tratamiento debe ser personalizado a las exigencias de cada niño en individual, y por supuesto debe estar supervisado por profesionales cualificados.

  • La terapia de juego es una de las menos invasivas para los niños y puede ser una herramienta maravillosa que le puede ayudar a aprender a interactuar socialmente y le muestran maneras en que puedes interactuar con ellos, de modo que no se alteren.
  • Un enfoque reciente y popular es la acupuntura, y aunque puede ser una experiencia difícil para el niño y los padres al principio, los resultados parecen sugerir que es útil a largo plazo en la vida de los niños. Sin embargo para algunos casos se hace imposible, ya que esta terapia requiere que el paciente se quede inmóvil durante bastante rato, lo cual resulta sumamente difícil para un niño, mucho más aún para un niño autista.
  • Otro de los métodos es la terapia ocupacional para ayudarles con sus tareas diarias ayudando a los niños a aprender a desenvolverse en el mundo que les rodea, y puede darles un sentido de control y la autonomía que antes no tenían.
  • Algunas veces, el médico de su hijo podrá recetarle medicinas para reducir algunos síntomas a corto plazo como la agitación, las conductas agresivas o el comportamiento hiperactivo.
  • Programa “Earlybird”: es una propuesta de tres meses de duración que le ayuda a controlar a su hijo y a predecir comportamientos o conductas inadecuadas en la edad preescolar.
  • La terapéutica logofoniatrica pueden ayudar a su niño a comunicarse mejor.

Las terapias antes mencionadas son sólo algunas de las muchas maneras de ayudar a tu hijo autista siendo importante recordar que algunas terapias pueden funcionar para unos niños, pero no para otros, ya que todos los niños tienen diferentes necesidades varios niveles de habilidades comunicacionales.

Encuesta

Como observa la situación laboral en Béjar...




 
Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 87 invitados conectado(s)

http://picasion.com/