Red Purple Black

Casas prefabricadas: una opción rápida y económica a tener en cuenta

PDFImprimirE-mail

Los hábitos de compra de vivienda han cambiado durante los últimos años, debido en gran manera a la crisis en todos sus aspectos y todo lo que ha supuesto en el mercado inmobiliario. Ante esta situación se consolidan las posibilidades de conseguir una casa que se amolde a lo que todo queremos y buscamos para vivir sin que ello suponga grandes hipotecas.

¿Has pensado alguna vez en tener una casa de madera prefabricada?

Las opciones más valoradas en el mundo rural son el auge del mercado de alquiler y la posibilidad de construir una casa a nuestro gusto, con todo lo que deseamos para habitarla con confort y tranquilidad. En esta segunda opción nos vamos a centrar.

Si se dispone de un terreno para construir, sea grande o pequeño, se puede edificar una vivienda, partiendo de cero y con todas las características que se buscan para hacerla al gusto. Una construcción tradicional puede resultar excesivamente cara y tardar demasiado tiempo, algo que hace encarecer la obra al final. Hay alternativas a este sistema de construcción, como puede ser la compra de una casa de hormigón prefabricada o de madera.

Las casas prefabricadas se están convirtiendo en una alternativa real a la vivienda tradicional de ladrillos y cemento, dado el alto precio que ha alcanzado está en los últimos años, y la poca disponibilidad económica de muchas familias para aspirar a las viviendas tradicionales. Una vivienda prefabricada es mucho más barata que una tradicional, una pequeña casa para dos personas puede rondar los 15.000-20.000 euros, aunque evidentemente el precio también subirán dependiendo calidades y metros, aun así, podemos encontrar casas de más de 100 metros cuadrados por menos de 50.000 euros.

Además del precio otra ventaja es la posible ubicación de la vivienda ya que solo necesitaremos tener una parcela libre, del tamaño de la casa que queramos montar, y normalmente facilitar la sujeción de la casa con una capa de cemento en el suelo, para que se quede totalmente cogida a la tierra. De esta forma partimos con la ventaja de que la casa costará lo mismo la ubiquemos donde la ubiquemos, y su precio no dependerá de su localización.

La otra gran ventaja de esta opción es  la rapidez con la que se construye una casa prefabricada (máximo 6 meses desde que se planifica hasta la entrega de llaves). Al estar formadas por módulos que van encajados y ensamblados, el tiempo de preparación de estos módulos es mucho menor, ya que se fabrican a la vez, y una vez terminados, solo se tienen que ensamblar en el lugar escogido para situar la vivienda.

Estas son las principales ventajas que tienen las casas prefabricadas frente a las viviendas tradicionales. Cada uno puede ponerlas en una balanza y estimar si vale la pena o no hacerse con una vivienda de este tipo

Encuesta

Como observa la situación laboral en Béjar...




 
Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Una opinión de Miguel Rodero (el pájaro)

Tenemos 99 invitados conectado(s)

http://picasion.com/